Vinagres balsámicos, un gran aliado en la cocina creativa

Vinagres balsámicos Glosa Marima

Los vinagres balsámicos son deliciosos y por lo tanto, muy apreciados en la cocina actual; son aprovechados por los chefs amateur porque les permiten experimentar de forma sencilla con platos que suelen ser un tanto complicados para el nivel de sus habilidades.

Igualmente, los chefs profesionales, los suelen utilizar en la confección de sus platos, esto se debe a que permite la construcción de nuevos sabores, dando cambios radicales a recetas más tradicionales, aportando nuevas texturas y colores a sus recetas.

vinagre balsamico Glosa mARINA

Lo más curioso de los vinagres balsámicos es que justamente deben su nombre a que le eran atribuidas propiedades medicinales para el momento de su invención, de hecho, fueron originalmente concebidos como un medicamento, luego los vinagres balsámicos fueron adaptados al mundo gastronómico, ganándose un espacio gracias a la versatilidad de sabores, posibilitando así la creación de nuevas recetas.

Un ejemplo de ello es la variedad de sabores que ofrecemos en Glosa Marina, nuestros vinagres balsámicos funcionan a la perfección como aderezo de platos tradicionales e igualmente permiten innovar y experimentar con nuevas combinaciones de sabor.

Vinagres balsámicos: Productos de innovación culinaria

Lo que caracteriza a los vinagres balsámicos Glosa Marina, además de su alta calidad, es la forma en que logran unificar la cultura gastronómica mediterránea propia de Mallorca con sabores y aromas innovadores que abren un universo de posibilidades en el mundo de la cocina creativa. Es por esta razón que muchos chefs utilizan vinagres balsámicos para complementar recetas dirigidas a deleitar los paladares más exigentes.

Nuestros vinagres balsámicos nacen de la inquietud de crear un producto para los amantes de la cocina, que sea capaz de sorprender a los comensales de una forma sencilla y creativa. Son muchas las formas en que se pueden utilizar, de hecho se suelen asociar con platos salados, pero en realidad bien pueden adaptarse a postres y alimentos dulces.

PueCremas de vinagre balsámicode que nos olvidemos de los postres, pero la realidad es que son muchas las formas en que podemos dar originalidad a estos platos dulces aprovechando las bondades de los diferentes sabores frutales que ofrecen los vinagres balsámicos, con ellos se pueden agregar notas agridulces sin mucho esfuerzo y además pueden ser utilizados como elementos que permitan mejorar la forma en que se presentan los postres al comensal. En Mallorca los frutos de la región son utilizados como inspiración para crear vinagres deliciosos que sirven como aderezos tanto para platos salados como postres; incluso se ha vuelto tendencia utilizar vinagres balsámicos como ingrediente para la coctelería.

La cocina se mantiene en constante evolución

La innovación culinaria es un factor clave en la alta cocina internacional, es común observar como los chefs se mantienen en constante experimentación y aprendizaje, buscando incorporar nuevos sabores a ensaladas, carnes, vegetales, pescados e incluso helados y postres. Es por esta razón que los vinagres balsámicos resultan un excelente complemento al momento de crear recetas que resulten novedosas.

La gastronomía es parte fundamental de la cultura y en la cocina se busca preservar las peculiaridades de cada zona. Sin embargo, la cultura gastronómica también evoluciona generando cambios que surgen producto de la creatividad. La cocina creativa se ha ganado un espacio entre ambos escenarios, permitiendo tomar platos clásicos y transformarlos en auténticas obras de arte, desde su sabor hasta su presentación.

La cocina creativa se basa en innovar, fusionando elementos y dando forma a nuevos platos donde lo más importante es la calidad final y la presentación. Y para lograr esto, se requiere de mucha experimentación y además contar con los ingredientes adecuados, que garanticen la originalidad de los platos.

 

En este sentido la utilización de los vinagres balsámicos Glosa Marina puede resultar un aire fresco; no solo son un aporte de sabor y textura, sino pueden representar un elemento visual a partir de la capacidad artística del chef. En el caso de la cocina creativa, los chefs se vuelven autores de obras de arte en las que se mezcla con sutileza, aromas, texturas, formas, colores y sabores para crear finalmente un plato de gran atractivo que puede ser disfrutado por todos los sentidos.

Compartir
Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *