Diez cosas que deberías saber sobre la Dieta Mediterránea

Dieta mediterránea glosa marina

La dieta mediterránea se refiere a un patrón alimentario que procede de los países colindantes con el mar Mediterráneo, es una valiosa herencia cultural que significa mucho más que alimentación sana, sino que recoge las formas de preparar los alimentos, la utilización de los productos propios de la agricultura y la pesca local en combinación con productos característicos de fabricación artesanal, lo que da como resultado una pauta nutricional deliciosa y saludable que se combina con las celebraciones y las costumbres, así como con la actividad física para fomentar un estilo de vida equilibrado.

Mallorca en específico, aporta a esta dieta una lista de aproximadamente 85 alimentos que se producen en la isla, principalmente aceites, cremas balsámicas y condimentos de fabricación artesanal.

Diez claves sobre la dieta mediterránea

  1. Alimentos de origen vegetal, legumbres, verduras. Se encuentran presentes tanto en la comida como en la cena en abundancia y al menos en una las comidas deben ser ensaladas crudas acompañadas de aderezo de vinagre balsámico.
  2. Consumo moderado de carnes rojas. Son bastante escasas, prefiriendo siempre consumirlas en forma de guisos y en cantidades pequeñas.
  3. Pescado en abundancia. Dada la facilidad de obtenerlo, es el protagonista de la mayoría de las recetas tradicionales, son fuente de vitaminas y minerales.
  4. Aceites y vinagres. El producto estrella es el aceite de oliva, que gracias al acido oleico disminuye el riesgo de padecer obstrucciones de las arterias. Los vinagres con sabor a hierbas y frutas sirven como complemento y son parte de las costumbres ya que otorgan a los platos un sabor y aromas únicos.
  5. Las frutas: el mejor postre. Los dulces con base de azúcar refinada y harinas son muy poco frecuentes, en su lugar se prefieren las frutas de temporada, a media mañana o como merienda, aportando color y variedad a la dieta.
  6. Consumo de granos y cereales. El arroz, el cuscús, preferiblemente integral ya que mantienen la fibra y los elementos nutricionales como el magnesio y el fosforo, que se pierden en el procesado.
  7. Alimentos frescos y de temporada. La variedad de colores, sabores y texturas aporta gran cantidad de antioxidantes y sustancias que beneficiosas para el organismo.
  8. Inclusión de lácteos y huevos. Principalmente yogurt y quesos ya que son fuente de proteínas y minerales, además los fermentados como el yogurt contienen microorganismos capaces de mejorar la actividad intestinal.
  9. Gran cantidad de agua. Se debe garantizar el consumo de al menos dos litros de agua para una correcta hidratación y mantener el equilibrio de los fluidos corporales.
  10. Actividad física. Se complementa la dieta balanceada con actividad física, esta puede variar según la edad de cada persona pero en general ayuda a mantener el tono muscular y la vitalidad del cuerpo.

Los productos Glosa Marina aportan a la dieta mediterránea una amplia gama de sabores y texturas. Las cremas balsámicas permiten una gran variedad de combinaciones con carnes, vegetales y frutas mientras que las sales marinas pueden utilizarse como condimento para pizzas, pastas y ensaladas.

Las diferentes hierbas y especias que se combinan con la sal marina permiten agregar diferentes matices aportando variedad a las recetas más tradicionales.

 

Compartir
Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *